Cartas a los lectores

Madrid, 20 de diciembre de 2021

Estimados amigos, queridos y fieles hermanos en Cristo, colaboradores, y lectores de Verdad y Vida:

Junto con el pequeño pero fiel equipo de voluntarios que, con la imprescindible, incondicional y generosa ayuda de Dios, hace posible  Verdad y Vida , nuestra página Web, www.comuniondelagracia.es, que ya ha recibido más de 99.700 visitas, y todos los demás aspectos del ministerio de la Comunión Internacional de la Gracia (CIG), mi esposa y yo deseamos y pedimos que estéis siendo preservados del coronavirus, especialmente sabiendo que la mayoría de nuestros lectores sois personas mayores, y siempre dando gracias a nuestro Padre celestial por habernos enviado la luz del mundo: a su Hijo encarnado, para que fuésemos salvos: “Esa luz verdadera, la que alumbra a todo ser humano, venía a este mundo. El que era la luz ya estaba en el mundo, y el mundo fue creado por medio de él, pero el mundo no lo reconoció. Vino a lo que era suyo, pero los suyos no lo recibieron. Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios” (Juan 1:9-12). Tenemos que recibirle y creer en su nombre para que nos dé el derecho de ser sus hijos. ¡Cuán maravilloso regalo que se abrió paso tan asombrosa y generosamente para todo el mundo en aquella natividad, cuando el Hijo eterno de Dios entró en nuestro mundo como aquel bebé, con nuestra propia carne y sangre, pero sin dejar de ser Dios, para rescatarnos de nosotros mismos y unirnos a Él!

Como Thomas Torrance señaló: “Todo el movimiento histórico-redentor en el Antiguo Testamento debe considerarse esencialmente uno. El Antiguo Testamento habla del que viene, de la venida del reino de Dios; el Nuevo Testamento habla del que ha venido, y del reino habiendo llegado en Jesucristo mismo…El centro de gravedad en ambos es la misma encarnación, a la que el Antiguo Testamento extiende su mirada en expectación, y a la que el Nuevo Testamento mira hacia atrás en su cumplimiento” (De The Incarnation: the Person and Life of Christ-La Encarnación: la Persona y Vida de Cristo, publicado por IVP en el Reino Unido, 2008:44-45).

Gracias a Dios, los hermanos por aquí y nosotros seguimos bien y haciendo frente a los desafíos de la vida con la fe, la esperanza y el amor de Jesucristo, que siempre nos motiva a seguir corriendo hacia la corona de justicia y santidad, que ya nos ha dado en Él para que seamos aceptos ante el Padre. En mi caso no ceso de dar gracias a Dios por la sanidad que me sigue otorgando. El pasado día 29 de noviembre me hicieron el TAC y la analítica trimestral de indicadores tumorales y, gracias a sus bendiciones y misericordias sanadoras, todos los indicadores permanecen en unos rangos excelentes y el TAC muestra que las metástasis óseas continúan estables y sin actividad. ¡Muchas gracias por vuestras oraciones, yo también pido a Dios por vosotros!

Pero lo más importante es que Dios nos redimió a ti y a mí, y a todo el mundo, por medio de aquel niño indefenso que nació en Belén hace más de dos mil años, y lo que es más valioso aún, nos hizo sus hijos, dándonos el Espíritu Santo, como registró el apóstol Pablo: “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!” (Gálatas 4:4-6). ¿¡Puede haber algo más importante que ser un hijo de Dios con toda la bendición que eso significa!? Fue el regalo más grande y generoso en el que jamás podríamos pensar.

Todos queremos sentirnos felices, en paz y realizados, pero no sé si todos estamos dispuestos a hacer lo necesario para que ese fruto llegue a nuestras vidas. Recientemente, en una entrevista, se le preguntó al Dr. Luis Rojas Marcos, eminente psiquiatra sevillano, que estuvo al frente de todo el equipo de psiquiatría que atendió a todas las personas afectadas por el shock postraumático que produjo las pérdidas y el dolor, consecuencia del terrible y horrible atentado del 11S de las torres gemelas en NuevaYork: “¿Por qué en el mundo occidental había tantos problemas psicológicos y tanto suicido, como muestran las estadísticas que se están dando a conocer ahora?”: Él contestó que, “nuestra sociedad occidental, a pesar de tenerlo casi todo en el aspecto físico, está contagiada por un virus más destructivo aún que la Covid-19, por un creciente espíritu de escepticismo, quizás debido a la gran difusión que las redes sociales le están dando a las incontable teorías conspiratorias y a los continuos escándalos económicos y morales, que afectan a casi todos los estamentos de la sociedad. Y esa influencia nos está atrapando cada día más en las redes de la indiferencia, del hedonismo, del narcisismo, del individualismo y del egoísmo, que no traen felicidad en forma alguna”. Viviendo centrados solo y exclusivamente en nosotros no podemos esperar que cosechemos el fruto de la felicidad, ya que solo se produce cuando compartimos con los demás y dejamos de mirar únicamente a nuestro propio ombligo.

Como en otra ocasión he dicho, no está bien considerado que el informador sea noticia, pero permitidme que lo seamos mi esposa y yo, una vez más. A fin de año solemos hacer un inventario de aquellas oportunidades en las que Dios nos ha movido a ser generosos. Pues bien, los donativos dados a nuestra comunión, como ha sido mi práctica desde que tenía veinte años, y voy camino de los sesenta y siete, equivalen a más del 12% de nuestros ingresos anuales. Donativos, que junto a los de los hermanos fieles, y a los de un pequeño grupito de colaboradores, que la Junta Directiva y yo no dejamos de agradecer, han hecho posible, entre otras cosas, que Verdad y Vida llegue hasta ti sin costo algunos de subscripción. Dos veces hemos ingresado nuestro generoso donativo en el Banco de Alimentos, para que aquellas personas que tienen menos no se queden sin el mínimo para sobrevivir. También hemos ingresado al menos un donativo para ayudar a socorrer a los damnificados por la reciente erupción del volcán en la isla de La Palma. Además, hemos ayudado económicamente a algunos hermanos en necesidad y enviado un tensiómetro y un glucómetro a una iglesia evangélica en Cuba, para que sean usados por nuestros hermanos para mostrar el amor de Dios por todos los seres humanos, dando servicio en esos aspectos de la salud a las personas que lo necesiten. También hemos ingresado el valor de dos cajas para la Operación Niño de Navidad (ONN), que organiza “Decisión” cada año, para llevarle una caja de Navidad a los niños más desfavorecidos en España, Europa y África. Y, por encima de todo, le entregamos a Dios nuestras vidas cada día, para que Él pueda servir a nuestro prójimo por medio de las mismas.

Tanto mi esposa como yo damos muchas gracias a Dios por darnos un corazón generoso a ese grupito de files hermanos y a nosotros. Y a pesar de los desafíos y las dificultades, experimentamos cada día lo que dijo Jesús: “Siempre os he enseñado que así se debe trabajar y ayudar a los que se encuentran en necesidad, recordando aquellas palabras del Señor Jesús: hay más felicidad en dar que en recibir” (Hechos 20:35). Nunca hemos dejado de ver como Dios ha venido proveyendo para todas nuestras necesidades. ¿Cuál es tu experiencia en tu relación con Dios en lo que tiene que ver con “el dar y el recibir”? Parte de tu felicidad tiene que ver con eso.

Sabed que continuáis ahí después de veinticinco años y que continuáis leyéndonos, y algunos apoyándonos con vuestras oraciones y donativos, nos da ánimo para continuar sacrificándonos para sacar adelante cada ejemplar de  Verdad y Vida. Cómo hemos hecho durante los últimos años, y como una pequeña muestra de nuestro agradecimiento a todos aquellos hermanos y colaboradores que habéis enviado algún donativo durante el año 2021, te adjuntamos el calendario Tesoros Escondidos-2022, del ministerio MSD, que esperamos sea de tu agrado y bendición. Por favor, nota que esto no significa que estemos de acuerdo con la totalidad de sus planteamientos teológicos.

Si no lo has hecho ya, en el 2022 te animamos a que recibas a Jesús como el Salvador, Señor y la verdadera luz de tu vida, y que desees y le pidas a Dios que te haga un instrumento de su luz y amor para que él pueda bendecir con su Amor en ti, por medio de su Espíritu, a todos aquellos que entren en contacto contigo. El mensaje de la salvación en Jesucristo es lo que todas las personas necesitan oír para que vuelvan a la luz de Dios, a la verdad y a la cordura. Confiamos y pedimos que en el año 2022 Dios provea a todos los subscritores, lectores, colaboradores y hermanos lo mejor para cada uno, y sus seres queridos y para que puedan ser generosos con el ministerio de Verdad y Vida.

¡No olvidéis que, si le hemos dado posada al Jesucristo resucitado glorioso en nuestros corazones, y creemos en su nombre, que es sobre todo nombre, nos ha hecho sus hijos e hijas! ¡Quiera que la paz de Dios llene vuestro corazón esta Navidad y siempre!

El pequeño equipo de voluntarios directos en la realización de Verdad y Vida, y en el ministerio de la CIG, mi familia y yo deseamos y pedimos que, junto a vuestros seres queridos, tengáis una celebración de la Encarnación del Hijo de Dios llena de certidumbre de que sois hijos de Dios por haber recibido y creer en el nombre de Jesucristo. Recibid un afectuoso abrazo fraternal con amor en Cristo.

Pedro Rufián Mesa
Director-Editor de Verdad y Vida


Si deseas enviar un donativo, que es desgravable en el Impuesto de la Renta, puedes ingresarlo en el Banco Santander  C/C nº ES17-0075-0315-44-0600233238, o enviando un giro postal a la dirección anterior.

Los lectores en los Estados Unidos, Canadá, o en cualquier otro lugar fuera de España, que deseen enviar un donativo pueden hacerlo a través de una transferencia internacional con los datos que aparecen más abajo entrando como beneficiario a Comunión Internacional de la Gracia o Verdad y Vida. También lo pueden hacer por medio de PayPal a la cuenta de nuestro ministerio: iduespana@yahoo.es

Otra forma fácil y económica de hacerlo, especialmente para nuestros lectores en los Estados Unidos y Canadá, es usando los servicios de XOOM para ordenar una transferencia internacional a la cuenta bancaria de la Comunión Internacional de la Gracia. Datos bancarios que necesitarás para hacerla:

Entidad Bancaria: Banco Santander  

IBAN: ES170075-0315-44-0600233238

Dirección de la oficina bancaria: Plaza de Segovia, 2; 28600 NAVALCARNERO, Madrid, España

“Swift address“: POPUESMM

Muchas gracias por tu colaboración.

CARTAS ANTERIORES


Si deseas leer o escuchar más sobre otros temas pincha sobre uno de los siguientes dos listados: 

LISTADO COMPLETO DE ENTRADAS-ARTÍCULOS POR TITULO
LISTADO DE MENSAJES DE AUDIO EN ESTA WEB LISTO PARA ESCUCHAR

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.