La Gracia de Dios

                                                              por Joseph Tkach joeandtammyTkach

Si le pidiésemos a veinte pastores de diferentes denominaciones que definieran la gracia, probablemente obtendríamos el mismo número de definiciones diferentes, junto con algunas ¡discusiones animadas! Si le pidiésemos lo mismo a varios pastores de la Comunión Internacional de la Gracia (CIG), probablemente tendríamos alguna variedad en la respuesta pero habrá un centro común de comprensión. Una cosa es segura, en la CIG hemos dejado de tratar de encajar la gracia en un andamiaje de legalismo. ¡Gracias a Dios!

La gracia desafía las definiciones simplistas. Es demasiado profunda para eso, que es la razón por la que la Biblia nos recuerda que la gracia de Dios es un tema inagotable, uno que merece toda una vida de estudio. Esa es la razón por la que el apóstol Pedro nos amonesta a: “Crecer en gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Pedro 3:18). Cuanto más leo, estudio, pienso, medito y escribo sobre la gracia, más encuentro que se expande mi comprensión.

Si pones “gracia” en el buscador Google de tu ordenador descubrirás2 Corintios 12-9multitud de definiciones. Probablemente la mejor conocida es: “La gracia es el perdón o el favor inmerecido de Dios”. A W. Toser la definió así: “La gracia es el buen deseo de Dios que lo inclina a derramar beneficios sobre los que no se los merecen”. El teólogo reformado holandés Louis Berkhof definió la gracia como: “La acción inmerecida de Dios en el corazón del ser humano, llevada a cabo por medio del Espíritu Santo”.

Encuentro particularmente profunda la siguiente definición de Karl Barth, aunque, como sucede a menudo con él, se debe leer cuidadosamente para captar su impacto total: “¿Quién conoce realmente lo que la gracia es sino hasta que la ha visto en acción aquí: como la gracia que es por el ser humano cuando, porque este es un pecador total y completamente delante de Dios, puede estar solo en contra de él, y cuando de hecho, incluso mientras está a su favor, es también un fiscal y juez contra él, mostrándole ser incapaz de satisfacer a Dios o a sí mismo?… Lo que sucede en esta obra de misericordia inconcebible es, por lo tanto la suprema dadivosidad de Dios. No es un pasar por alto e ignorar arbitrario, ni una unión artificial, ni cubrir o esconder. Es un verdadero cierre de la brecha, golfo y abismo entre Dios y nosotros, del que somos responsables. En el mismo punto en el que rechazamos y fallamos, ofendiendo y provocando a Dios, haciendo que fuese imposible para nosotros estar delante de él, y de esa forma perder nuestro destino, pisando nuestra dignidad, aniquilando nuestro derecho, perdiendo nuestra salvación y comprometiendo desesperadamente nuestro ser, en ese preciso momento Dios mismo interviene como hombre” (Church Dogmatics – Dogmáticas de la Iglesia, Vol. 4.1: La Doctrina de la Reconciliación).

Me gusta la expresión de Barth: “Misericordia inconcebible”. Se refiere a lo que Dios en Cristo, por medio del Espíritu Santo, ha hecho y está haciendo para escribir dentro de nosotros una nueva ley que nos emancipa del pecado así como de la muerte. Pablo lo expresó así: “Pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte” (Romanos 8:2).

La palabra griega charis, traducida normalmente como “gracia” en el nuevo testamento, tiene una multitud de connotaciones en su significado, refiriéndose a algo que produce gozo, placer, felicidad, dulzura, encanto, belleza, buena voluntad, bondad, favor o gratitud. Las Escrituras nos dicen que esa gracia es nuestra únicamente por la iniciativa de Dios. En Cristo, por medio del Espíritu, la voluntad del Padre para nosotros se cumple perfectamente. La gracia de Dios nos sorprende porque nada de lo que somos, ni nada que podamos hacer, puede ganarla. Somos predestinados y elegidos en Cristo, el Señor y Salvador de todo el mundo. La historia de nuestras vidas empieza y acaba con la inconmensurable y maravillosa gracia de Dios.

Cuando escucho o leo las noticias del mundo me pregunto: ¿Por qué se preocupa Dios de nosotros?”. Nuestra brutalidad, crueldad, intolerancia, hipocresía y avaricia es inconcebible. Pero Dios sabe que hay otro camino de vida, y su propósito es compartir esa vida con nosotros. Él nos ama tanto como para no permitir que el resultado final de la vida, de cualquier vida, sea determinado por nuestra propia conducta. En la soberanía de la gracia de Dios, el mal no tiene futuro. Cristo está haciendo nuevas todas las cosas. Los nuevos cielos y la nueva tierra serán establecidos.

El plan de Dios es transformarnos en la imagen de su Hijo, a medida que recibimos su gracia que nos lleva a arrepentirnos y a depositar nuestra fe en él. Dios incluso hace posible esa respuesta, una que, por el Espíritu, crece en profundidad a lo largo de nuestras vidas, como Pablo escribió: “Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. A los que predestinó, también los llamó; a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó” (Romanos 8:29-30).

Después de observar lo que Dios está haciendo por gracia en nuestras vidas, Pablo proclamó con confianza que “el que comenzó tan buena obra en vosotros la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús” (Filipenses 1:6). Dios no ha terminado con ninguno de nosotros, solo él es el autor y consumador de nuestra salvación y sabe como completar la historia que ha empezado a escribir en nuestras vidas. En Efesios 2:10, Pablo proclamó que, “somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”. La palabra griega para “hechura” es pōiema, de donde procede nuestra palabra “poema”. Por su gracia Dios está escribiendo la historia de nuestras vidas. Somos una balada, un soneto divinamente escrito, lleno de subidas, bajadas y curvas. Por causa de la gracia de Dios, anticipamos con esperanza y confianza conocer como acabará la historia.

________________________________________________________________________________________

Si has sido bendecido al leer este artículo quizás desees ayudarnos a que otros lo sean también.   Pincha aquí para saber cómo. ________________________________________________________________________________________

Si deseas leer o escuchar más sobre otros temas pincha sobre uno de los siguientes dos listados: 

LISTADO COMPLETO DE ENTRADAS-ARTÍCULOS POR TITULO

LISTADO DE MENSAJES DE AUDIO EN ESTA WEB

Esta página ha sido leída 3848 veces

Comments are closed.

  • MENSAJES DE AUDIO LISTOS PARA ESCUCHAR