Cuando anocheció al mediodía


Anochecer
por Fiona Veitch Smith

¿Qué causó que anocheciera al mediodía durante la crucifixión de Cristo? ¿Qué significa para nosotros hoy?

Si has visto la controvertida película La Pasión de Cristo 1 de Mel Gibson estoy segura que recordarás el espectacular eclipse solar que hubo mientras que Jim Caviezel, como Jesús, moría en la cruz.

Lo que la película trata de describir es el dramático suceso que fue registrado en tres de los cuatro evangelios en el Nuevo Testamento. Tanto Mateo como Marcos 2 mencionan las tinieblas que cayeron sobre “toda la tierra” desde la hora sexta a la novena, esto es desde las doce a las tres de la tarde, que la mayoría de los maestros bíblicos creen que fue el tiempo desde que Jesús fue crucificado en la cruz hasta que finalmente murió.

Lucas también se refiere a las tres horas de tinieblas pero, a diferencia de los otros dos escritores, trata de dar una explicación más científica 3. Aunque las versiones más modernas de la Biblia traducen las palabras de Lucas como “el sol dejó de brillar”, los expertos en griego, la lengua en la que Lucas escribió, afirman que fue un “eclipse solar” a lo que él se refirió en realidad 4.

Esto ha causado gran debate entre los teólogos y los astrónomos sobre si hubo en realidad un eclipse o no, si las tinieblas fueron solo en Jerusalén, o si debe entenderse literalmente o no. Te alegrará saber que no soy ni una teóloga ni una astrónoma, pero después de hablar con algunos espero poder darte una interpretación comprensible de lo que tienen que decir. Luego podemos hablar sobre lo que tiene que ver con nosotros hoy.

Mala astronomía
Si das un paseo por Internet puede que te cruces con portales que alegremente se refieren a la narración bíblica de las tinieblas al mediodía como un invento y como “mala astronomía”. Otros académicos más antiguos, pero no infalibles, tales como el historiador del siglo XVIII Edward Gibbon, ignoran sarcásticamente las tinieblas como una invención de los escritores cristianos 5.

Algunos escritores modernos están menos inclinados a ignorar las tinieblas, pero sin embargo buscan una explicación física. Por ejemplo, el teólogo G.R. Driver sugiere que quizás una fuerte tormenta de polvo obscureció el sol transitoriamente 6.

Aunque es verdad que la mayoría de las narraciones de las tinieblas, además del registro bíblico, fueron escritas por cristianos, hay una o dos de escritores no cristianos. Por ejemplo, el escritor pagano del segundo siglo Flegon escribe que “en el cuarto año de la 202ª Olimpiada (32-33 d.C.) hubo el mayor eclipse de sol hasta entonces conocido. La noche llegó a la sexta hora del día, de forma que las estrellas aparecieron en realidad en el cielo; y hubo un gran terremoto en Bitinia que destrozó la ciudad de Nicea” 7. Si esto fue verdad, entonces también habría caído una gran obscuridad sobre Jerusalén.

No un eclipse
Aunque difieran, una cosa en la que todos los expertos modernos están de acuerdo es que, a pesar de lo que Lucas parece decir, aparentemente apoyado por Flegon, las tres horas de tinieblas no pudieron ser el resultado de un eclipse solar.

Cuandro 1

El astrónomo Richard Stephenson de la Universidad de Durham, cristiano practicante e importante académico en astronomía histórica aplicada, con el que hablamos el pasado diciembre sobre si la estrella de Belén fue ficción o realidad, después de considerar toda la evidencia a su alcance, incluyendo los escritos contemporáneos y los cálculos astronómicos modernos, ha concluido que las tinieblas no pudieron ser un eclipse.

Aunque él acepta el punto de vista de Flegon de que hubo un eclipse en la región, fue tres años antes, el 24 de noviembre del año 29. Además de eso, y aunque no sabemos el año exacto de la crucifixión, sin duda se llevó a cabo durante la fiesta de la pascua judía que invariablemente cae durante el primer mes lunar de Nisán, en la primavera, entre marzo y abril. “No solo que nunca pudo haber un eclipse solar en la pascua, que era en luna llena, sino que ningún eclipse solar fue visible en Jerusalén cerca de la fecha correcta del año”, explica el profesor Stephenson.

Sin embargo, esto no significa que las tinieblas no existieran, solo que no fue un eclipse solar como Lucas pudo haber mal interpretado. En los Hechos de Pilato, un documento escrito en el siglo II, se informa de eruditos judíos tratando de explicar las tinieblas como un eclipse y no como un acto de Dios8. También en el siglo segundo se nos dice que el historiador pagano Fallus trató de hacer lo mismo9. Notemos que los escritores anticristianos no están discutiendo si hubo una obscuridad inusual en la crucifixión, sino solo que no fue milagrosa. ¿Por qué harían eso?

Las tinieblas así como los terremotos que Marcos registra en la crucifixión y en la resurrección10 tenían un significado muy obvio para las personas de entonces que no necesitaba explicarse. Ya que nosotros vivimos cerca de 2.000 años después, y en una cultura diferente, permitirme que trate de señalar algunas cosas.

Día del juicio
En los tiempos antiguos, los eclipses, los terremotos y otros fenómenos dramáticos eran considerados avisos de sucesos de importancia cósmica, y más si no tenían una explicación natural. Filo de Alejandía, un filósofo que vivió alrededor del tiempo de Cristo, escribió que el obscurecimiento del sol representaba la “muerte de reyes o la destrucción de ciudades”11.

En la Biblia también leemos sobre una serie de sucesos astronómicos que se consideró tenían una dimensión sobrenatural. Por ejemplo, Amós, uno de los profetas judíos del Antiguo Testamento, que vivió alrededor del año 750 a.C., escribió como si estuviese hablando Dios: “Haré que se ponga el sol al mediodía, y cubriré de tinieblas la tierra en el día claro”12. Amós se refería a lo que la Biblia describe como “El día del Señor”, que se entendía significaba el tiempo al final de la historia cuando Dios intervendrá en los asuntos humanos y contestará de una vez por todas a la pregunta de quién está en control del universo. Este tipo de escritos proféticos es conocido como escatología y era bien conocido por las personas que vivían al tiempo de la crucifixión de Jesús.

Cuadro 2
Para ellos las tinieblas, mientras Jesús moría, pudieron sugerir una de esas dos cosas: la muerte de un rey o el juicio de Dios sobre la tierra. Los cristianos creen que ambas cosas sucedieron en la crucifixión, esto es, Jesús, el Hijo de Dios y gobernante último del mundo, murió, y por medio de su muerte el mundo fue juzgado.

No todo es negro. La muerte de Jesús trajo, y todavía trae, juicio sobre el mundo, ya que fue a causa de nuestra rebelión contra Dios que él tuvo que pasar por todo el sufrimiento. Pero su resurrección, tres días después, habla de un nuevo amanecer de perdón y de una oportunidad de empezar de nuevo con Dios. Eso es si aceptamos su oferta.

Ambas cosas, juicio y salvación, eran hasta entonces mejor ilustradas para el pueblo judío en la historia de la pascua y la liberación de Egipto de los israelitas. Solo para recordártelo, Jesús murió en la fiesta de la pascua. Este festival anual les recordaba a los judíos el tiempo que habían pasado en Egipto como esclavos hasta que Dios intervino milagrosamente enviando las diez plagas, incluyendo unas tinieblas que duraron tres días13. Nota que las tinieblas en Egipto duraron tres días y las de la crucifixión duraron tres horas. Luego, como ya hemos mencionado, Jesús permaneció en el sepulcro tres días antes de regresar a la vida en el día de la resurrección14. Así que muy pocas personas de las que estuvieran al tanto de la historia judía podrían no entender el mensaje escrito en el cielo sobre la cruz del calvario donde el joven galileo moría.

¿Importa?
Y sin embargo, muchos, como hoy, eligieron no creer. Las tinieblas fueron explicadas por las sucesivas generaciones de escépticos hasta que se convirtió en solo otro mito sobre el que escribimos en revistas como esta. Pero, ¿importa lo que tú creas sobre las tinieblas?

No lo creo. Jesús mismo le dijo a Tomás, uno de sus discípulos que demandó evidencia física antes de que reconociera que Jesús era el que decía ser: “Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron y creyeron”15. Por otro lado, en uno de los versículos siguientes nos dice que “estas cosas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre”16.

Creo que lo que Jesús nos está animando a hacer es a no demandar una prueba absoluta científica para todo antes de creer. Muchas cosas, como las tinieblas en la crucifixión, están abiertas a la interpretación y no deberían de usarse como patrón para determinar si creemos en Dios y en el mensaje cristiano o no. Para aquellos que tenemos ojos para ver, estas “señales” pueden afirmar nuestra fe, pero no descansemos en ellas para probarla.

1 Icon Film, 2004
2 Mateo 27:45; Marcos 15:33
3 Lucas 23:44
4 Sawyer, John F.A., “¿Por qué se menciona un eclipse solar en la narración de la pasión?”, The Journal of Theological Studies, Vol. 23, 1973; Driver, G.R., “Dos problemas en el Nuevo Testamento”, ibid, Vol. 16, 1965
5 Gibbon, E., La Historia de la decandencia y caída del Imperio Romano, Cap. 15, 1776
6 Driver, G.R.
7 Flegon, Olimpiadas, libro XIII
8 F. Richard Stephenson, The Darkness at the Crucifixion of Christ, 2004
9 Sexto Julio Africano, Crónicas
10 Mateo 27:51, 28:2
11 De Providentia II:50
12 Amós 8:9
13 Éxodo 10:23
14 Mateo 28; Marcos 16; Lucas 24; Juan 20
15 Juan 20:29
16 Juan 20:30

_________________________________________________________________________________________

Si deseas leer o escuchar más sobre otros temas pincha sobre uno de los siguientes dos listados: 

LISTADO COMPLETO DE ENTRADAS-ARTÍCULOS POR TITULO

LISTADO DE MENSAJES DE AUDIO EN ESTA WEB LISTO PARA ESCUCHAR

Si has sido bendecido por este artículo quizás desees ayudarnos a que otros lo sean también.   Pincha aquí para saber cómo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • MENSAJES DE AUDIO LISTOS PARA ESCUCHAR