Teología, ciencia y Génesis

Apareció publicado en el GCI Weekly Update el 1 de junio de 2016 en  From the President 

2010JoeTammy114 para la web

                                                                     por Joseph Tkach

Génesis quizás sea el libro de la Biblia sobre el que se debata más debido principalmente a que a menudo se malentienden su propósito y naturaleza. Tanto los fundamentalistas como los evolucionistas afirman que Génesis está en conflicto con la ciencia. Pero Génesis no intenta contestar a muchas de las preguntas que son la preocupación de la ciencia moderna evolutiva.. El propósito de las narraciones de la creación en Génesis (hay dos, como explico más abajo) no es científico sino teológico (con implicaciones filosóficas ay religiosas). Las narraciones de la creación muestran quien es el Creador, que clase de creación tiene con su creación, y su propósito final para la misma. La ciencia tiene otras preocupaciones.

¿Creación evolutiva?

Las narraciones de la creación de Génesis no dan descripciones detalladas de los mecanismos involucrados que explican exactamente como surgió o se desarrolló la creación. Las descripciones no son “científicas” en ese sentido, como diríamos hoy. Pero eso no significa que sean inexactas con respecto a lo que si explican. Desafortunadamente, muchos de los científicos en el debate actual hacen afirmaciones que son principalmente filosóficas, en lugar de estrictamente científicas. El científico Richard Dawkins, uno de los llamados nuevos ateístas, un vocero que contribuye al debate, es un ejemplo puntero de esto. Sus argumentos, en lugar se ser sobre aspectos materiales de la creación sostenidos por el método científico, son afirmaciones filosóficas, incluyendo deducciones especulativas lógicas sobre Dios, la religión y el mal, tomadas de información científica seleccionada. Habiendo dicho esto, una correcta comprensión de Génesis no excluye la posibilidad de que Dios haya usado, al menos en parte, procesos evolutivos para llevar a cabo sus propósitos creativos.

Las narraciones de la creación en Génesis dejan espacio para la evolución teísta, otros prefieren el término creación evolutiva, por la que Dios supervisa los procesos evolutivos para llevar a cabo sus propósitos para la creación. La supervisión y la intervención de Dios en su creación llega, al final, en y por medio de Jesucristo. Ya que Génesis y el resto de las Escrituras no especifican los medios que Dios usó, y continua usando, en la creación, tenemos la libertad para adoptar las mejores teorías científicas disponibles que no contradigan las afirmaciones teológicas de la revelación bíblica.

¿Por qué las narraciones de la creación de Génesis?

Porque el propósito de las narraciones de la creación de Génesis es fundamentalmente teológico, descartan las afirmaciones del ateísmo, el politeísmo, el deísmo y el dualismo. De hecho, las narraciones de la creación de Génesis probablemente se escribieron para aquellos que habían oído, y probablemente creído, en los mitos de la creación enseñados por las religiones politeístas de Babilonia, Acadia y Egipto. La evidencia de esto se ve en las muchas similitudes entre la narración de la creación de Génesis y el mito babilónico de la creación conocido como Enûma Eliš.   Una de esas similitudes es que ambas empiezan con un caos acuático.

Desafortunadamente, algunos escépticos van demasiado lejos en lo que hacen de estas similitudes, afirmando que el autor de Génesis simplemente cambió el mito babilónico de la creación para referirlo al Dios de Israel. Pero al hacer tal afirmación fallan en señalar las diferencias cruciales entre las narraciones bíblicas de la creación y las politeístas. Génesis nos da una explicación teológica de quién es Dios muy diferente de aquella de los mitos paganos. Mientras que Génesis nos narra la historia de la creación de la humanidad por el único Dios de Israel, Enûma Eliš narra la historia de la creación a través de muchos dioses, quienes a su vez dan lugar al nacimiento de otros dioses que crecen hasta ser una multitud bastante desordenada, ¡muy semejantes a los seres humanos! Chaos_Monster_and_Sun_God-768x566

Mitología babilónica politeísta (dominio público via Wikimedia Commons)

Con respecto a la diferencia entre las narraciones de la creación de Génesis y el mito babilónico de la creación, Victor Hurowitz escribió (en Is the Creation Story Babylonian?-¿Es babilónica la historia de la creación?), que es “claramente insostenible” especular que los autores bíblicos simplemente tomaron el Enûma Eliš y “lo aplicaron a YHWH”[1]. Como Hurowitz y otros han señalado, el carácter y el propósito del Dios creador que se presenta en Génesis es totalmente diferente del de los dioses de los mitos de la creación politeístas. En consecuencia, la descripción en Génesis de la relación de Dios con los seres humanos es totalmente diferente de la descrita en los mitos paganos entre los dioses y los seres humanos.

Leer Génesis correctamente

A la complejidad para entender Génesis hay que añadirle el hecho de que contiene dos narraciones de la creación en sus primeros capítulos. A menudo, los debates actuales sobre Génesis pasan por alto esto junto con otros tres hechos: 1) Las narraciones de la creación son pequeñas partes de la totalidad de Génesis, 2) el foco de Génesis no es la creación, sino la nación de Israel, 3) Génesis es parte del Pentateuco y de toda la Biblia, dándole un contexto mucho más grande que el típicamente reconocido.

También es importante notar que Génesis debe leerse a través de los ojos antiguos en lugar de los modernos. Estas “lentes” diferentes suponen cosas diferentes y preguntan cuestiones diferentes. Leer con ojos antiguos requiere que seamos conscientes de que nuestras perspectivas modernas quieren principalmente saber cómo funcionan las cosas y cómo usarlas para nuestros propósitos. Las explicaciones “científicas” modernas insisten en que no necesitamos saber nada sobre cualquier agente involucrado en la creación, sino solo los mecanismos del mundo natural. También insisten en que no es necesario saber los últimos propósitos de las cosas que existen, sino solo cómo usarlas para nuestros propios fines. En nuestra era moderna, estas presuposiciones filosóficas determinan lo que constituye la explicación científica, reduciendo así la búsqueda de conocimiento al hacer, esencialmente, preguntas tecnológicas.

Leer Génesis correctamente también exige que comprendamos que esperaba la audiencia original de estas historias como las narraciones de la creación. Los lectores antiguos no habrían mirado a Génesis para aprender como funciona la creación en el nivel natural, material y causal. En su lugar, habrían querido saber del agente(s) responsable de la creación y su propósito o destino final para ella.

En lugar de tratar de hacer que Génesis conteste cuestiones modernas muy constreñidas científicamente que no fue designado para tratar, deberíamos de preguntarnos: ¿Para contestar qué clase de cuestiones fue Génesis realmente designado? Génesis revela verdades teológicas sobre el agente detrás de la creación y sobre su propósito. Hace esto en formas bastante directas que no requieren deducciones lógicas ni especulaciones sobre lo que está escrito.

Por ejemplo, ningún pasaje en las Escrituras afirma directamente la edad del universo. Tratar de determinar en la Biblia la fecha de la creación requiere interpolar lo que los autores bíblicos dicen sobre otras cosas. Pero tales interpolaciones (deducciones lógicas) no llevan a la verdad. Esta es la razón por la que la iglesia, cuando empezó a debatir sobre la cuestión inapropiada de la edad del universo, fue incapaz de llegar a un acuerdo. Los que contribuyeron al debate ofrecieron solo teorías improbables, basadas en suposiciones improbables generadas por deducciones lógicas usando información bíblica ¡dada con propósitos muy diferentes! Un ejemplo es la obra del obispo James Ussher que afirmó haber calculado la fecha exacta de la creación basado en deducciones de las genealogías bíblicas.

Otro tema clave para leer Génesis correctamente es ser capaz de identificar el genero literario del texto. Tremper Longman III, profesor de estudios bíblicos en Westmont College, señala ese punto en su libro, How to Read Genesis-Cómo Leer Génesis: “Ninguna lectura del libro [de Génesis] puede iniciarse sin hacer una identificación del género literario. La mayoría de las personas lo hacen sin reflexionar, un procedimiento peligroso ya que un error en esta área resulta en una comprensión errada fundamental del mensaje del libro” (Pág. 23).

Al final, la única forma de leer Génesis correctamente es hacerlo a través de la “lente” de Jesucristo, teniendo cuidadosamente en mente su vida, muerte, resurrección y ascensión. En su evangelio, Lucas nos dice que “comenzando por Moisés y por todos los profetas, les explicó lo que se refería a él en todas las Escrituras” (Lucas 24:27). Jesús les dijo después: “Cuando todavía estaba con vosotros, os decía que tenía que cumplirse todo lo que está escrito acerca de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos” (Lucas 24:44). Luego Lucas nos dice que Jesús “entonces les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras” (Lucas 24:45). Es Jesús, lo que él es y lo que ha hecho, lo que informa nuestra comprensión de Génesis así como del resto del Antiguo Testamento, y sin duda de todas las Escrituras.

La importancia de mirar todo el cuadro

Capon-Genesis-the-MovieEn Genesis: the MovieEl ministro Episcopal y erudito, Robert Farrar Capon, explica el título y propósito del libro:

[Mi propósito es] ayudar a las personas a que dejen de leer la Biblia como si fuera un manual de instrucción religiosa, espiritualidad, o moralidad o cualquier otra cosa y empiecen a verla como una película, presentada por el Espíritu Santo, que es el director de la película. Cuando ves una película no la detienes después de verla durante diez minutes para tratar de decidir que significa. No puedes decir nada razonable sobre la película hasta que la has visto toda y la contemplas en tu mente en su totalidad como una pieza. Y eso es lo que debe de hacerse con la Biblia. Tiene que verse en totalidad. Así que me gustaría que las personas vieran la inspiración bíblica no como un asunto de inspiración palabra a palabra, sino como escenas en la película en la forma en la que el director quiere mostrártelas, esto es, escena a escena.

Creo que Capon está dando en el clavo aquí. Si no vemos el cuadro total de la Biblia, es fácil llegar a significados errados de pasajes que estamos sacando de su contexto de esa “película”. Es cuando vemos lo que el Espíritu Santo está haciendo, como director de la película, que tenemos las claves entretejidas en el texto. El libro de Capon nos ayuda a entender no solo el propósito del libro de Génesis, sino a como toda la Escrituras está integrada alrededor de la centralidad del plan decisivo de redención en Jesucristo.

Leer Génesis a la luz de Jesús

Estoy contento de decir que mi querido amigo John McKennaDr. John Mackenna (foto ala derecha) está escribiendo un libro que ofrecerá una importante perspectiva encarnacional trinitaria de Génesis. Explicará que Moisés, el autor de Génesis, fue el gran profeta que vivió al principio de la historia de Israel. Señalará los paralelismos entre Moisés y Jesús, con referencias, por ejemplo, a Deuteronomio 18:15 “El SEÑOR tu Dios levantará de entre tus hermanos un profeta como yo. A él sí lo escucharás”. Reconocer a Moisés como un profeta impacta significativamente a como leemos Génesis.

John también explicará que los primeros once capítulos de Génesis son “profecía primordial”, con el primer capítulo relacionado con el cosmos como lo primero creado o desarrollado, y del capítulo segundo al undécimo relacionados con los primeros siglos de la historia. John explicará que el resto de Génesis es “profecía ancestral”, explicando la historia de la herencia.

Por favor, uniros a mí para animar al Dr. McKenna a que acabe este importante libro, y también uniros a mí para leer Génesis desde la perspectiva de quién es Jesús y lo que él planea para toda la humanidad. Después de todo, como Pablo dice en Colosenses 1:15-20, todo fue creado a través del Hijo, para el Hijo y para ser heredado por el Hijo de Dios. En el Antiguo Testamento, se muestra la fidelidad de Dios en lo que estaba haciendo para preparar al mundo para la Encarnación del Hijo de Dios, llevando a la redención de toda la humanidad en y a través de Jesús. Es a la luz de esto que Génesis se lee correctamente.

Gozando en la bondad de nuestro Creador que es nuestro Redentor,

——————————————————————————————————————————————

Pd: Para leer más sobre este tema recomendamos Three Views on Creation and Evolution, y Four Views on the Historical Adam. El último libro tiene un útil capítulo por Denis Lamaroux sobre creación evolutiva. También pincha aquí para un artículo relacionado en el Surprising God por el Dr. Gary Deddo. (Todo este material está solo en inglés).

[1] Citado de Exploring Genesis: The Bible’s Ancient Traditions in Context, un free e-book de la Sociedad de Arqueología Bíblica. Esta es una cita más extensa del capítulo de Hurowitz en ese libro:

Como la reciente erudición esta aclarando, comparaciones simplistas entre Enûma Eliš y la tradición bíblica, como si la Biblia fuera directamente dependiente del Enûma Eliš, y solo en él, es claramente insostenible.… A la luz de todo esto y más, hoy es imposible aceptar las afirmaciones de una forma simplista… que los autores bíblicos tomaron la historia babilónica de la creación, esto es el Enûma Eliš, y la aplicaron simplemente a YHWH, el Dios de Israel. Los paralelismos específicos son menos de los que se creyeron originalmente, e incluso los mejores no son totalmente ciertos (Pgs. 11 12).

 _________________________________________________________________________________________

Si deseas leer o escuchar más sobre otros temas pincha sobre uno de los siguientes dos listados: 

LISTADO COMPLETO DE ENTRADAS-ARTÍCULOS POR TITULO

LISTADO DE MENSAJES DE AUDIO EN ESTA WEB LISTO PARA ESCUCHAR

Si has sido bendecido por este artículo quizás desees ayudarnos a que otros lo sean también.   Pincha aquí para saber cómo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • MENSAJES DE AUDIO LISTOS PARA ESCUCHAR