El «Brexit» y la profecía

Publicado originalmente en el GCI Weekly Update del 13 de julio de 2016 en  From the President

                                                                                         2010JoeTammy114 para la web                                                                                                        por Joseph Tkach

 Lo más probable es que hayas escuchado bastante sobre el “Brexit” en las últimas dos semanas. En un movimiento que sorprendió a muchos alrededor del mundo, los ciudadanos de Gran Bretaña votaron salir de la Unión Europea (U.E.). Aunque nadie sabe cuál será finalmente el impacto total del Brexit, la elección de dejar la UE tiene, sin duda, a las personas en el Reino Unido en armas. El pastor regional de la GCI-USA, Rick Shallenberger, estaba en el Reino Unido la semana de la votación y me envió este informe:

Fue un momento interesante para estar en Gran Bretaña. Donde quiera que fui las personas estaban hablando sobre el Brexit, compartiendo sus puntos de vista personales sobre los pros y los contras de “permanecer” o “salir”, las dos opciones en la papeleta del referéndum. Es interesante señalar que casi todas las opiniones que escuché fueron compartidas con respeto, incluso entre personas de ambas opciones. Lo que hace que me pregunte “¿por qué parece que nosotros no podemos tener discusiones similares en los Estados Unidos, mientras compartimos nuestras opiniones sobre candidatos políticos? Cada periódico del Reino Unido que vi tenía el tema del Brexit en la portada, varios diarios dejaron en claro la posición que tenían sobre el tema. La prensa y los medios de comunicación trataron de influenciar a las personas en ambos lados del referéndum con temores y manipulación. Cuando leía un periódico me sentía arrastrado hacia un lado del argumento, pero después, leyendo otro periódico, me sentía arrastrado en la dirección opuesta. Había mucha frustración sobre que significaría la decisión en realidad, y la habrá durante algún tiempo.

Brexit & Prophecy-Rick-Shallenberger-150x150

Rick Shallenberger

Varias entendidos en los medios de comunicación ponderaron si el ciudadano medio se había dado cuenta de lo que trataba el referéndum. Idea que tomó peso después del viernes cuando un noticiero afirmó que la búsqueda número uno aquel día en Google, en el Reino Unido, fue “¿qué es la U.E.? Hay   mucha confusión sobre lo que traerá el futuro. Cuando el Primer Ministro, David Cameron, anunció su dimisión, las especulaciones aumentaron aún más. Gran Bretaña está pasando por una transición similar a la que tenemos en los Estados  Unidos. Será interesante ver lo que nos trae el futuro.

La votación fue el jueves, 23 de junio.  Las  encuestas a la salida de los colegios electorales indicaban que el Reino Unido permanecería en la U.E., la siguiente mañana algunos periódicos titularon la decisión errada. Para las cinco de la madrugada quedó claro que el Brexit era una realidad. Al caminar aquella mañana me sorprendió ver lo normal que era todo. En el desayuno, y en el café después, todas las discusiones que escuché eran sobre el Brexit y lo que traería el futuro. Nadie tenía opiniones absolutas. La mayoría especulaba con algunas de las conjeturas de que todo había sido una conspiración. No muy diferente de lo que uno puede escuchar en los cafés en los Estados Unidos. Lo que me pareció interesante fue como, por un lado, todo había cambiado para el futuro de Gran Bretaña, y por otro, nada había cambiado para el ciudadano medio, al menos por el momento. Se había sometido a votación una decisión importante y el ciudadano medio no tenía ni idea de cuáles serían las consecuencias.

Lo que me preocupa más, Joe, es escuchar a cristianos especulando que esta decisión cumple la profecía, indicando algunos que coincide con el Israelismo Británico. Incluso escuché a varios decir que esta decisión abre el camino para que surja el Sacro Imperio Romano. Me entristece cuando las personas ven más en un hecho de lo que en realidad hay en el mismo. Los británicos necesitan nuestras oraciones mientras realizan la transición a una nueva realidad para el país. Ya sea que esta fuese una buena o mala decisión, es una realidad, y por lo tanto pedimos por las personas involucradas. También continuamos pidiendo que Dios provea los medios para que se siga compartiendo el evangelio en Gran Bretaña.

Las palabras de Rick me recuerdan que cuando leemos las Escrituras, en lugar de tratar de hacer coincidir los sucesos aislados del mundo, como el Brexit, con la profecía bíblica, debemos de entender esas profecías de acuerdo con su propósito abarcador que es señalar hacia Jesús, a quién es, lo que ha hecho, está haciendo y hará todavía para la salvación del mundo. Definitivamente, el propósito de la profecía no es darnos un esquema detallado de los sucesos del tiempo del fin.

Me entristece que algunos cristianos crean que presuponiendo unas pocas cosas en la profecía puedan determinar la fecha del regreso de Cristo. ¿Han olvidado la afirmación de nuestro Señor de que nadie sabe el tiempo de ese gran evento? (Mateo 24:36). Lo que la profecía nos muestra es que Dios tiene un plan para llevar a cabo sus propósitos en la tierra, pero su plan no depende de que nosotros prefiguremos los detalles, incluyendo la fecha exacta. No tenemos que preocuparnos con tales detalles para “estar preparados” para el regreso de Jesús. El plan de Dios, en y a través de Jesús y por el Espíritu, incluye la expiación para todos. Mirar y confiar en nuestro Dios unitrino es de lo que tenemos que preocuparnos, no de especulaciones sobre profecía.

Brexit & Prophecy-contra-prooftexting2De I Take My Religion Seriously © 1989-Tomo mi religión seriamente- por Warner Press, Inc. Anderson, IN.
Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

Hace años, Herbert Armstrong (nuestro fundador denominacional) dijo que Gran Bretaña eventualmente saldría de la Unión Europea. Pero él no sacó esa idea de las Escrituras, sino de otros que enseñaban lo que se conoce como Anglo Israelismo o Israelismo Británico. Es muy fácil agarrar unas pocas afirmaciones proféticas que alguien hace, pensar que están en lo cierto y que por lo tanto deben seguirse. Pero debemos mirar a la gran escena. Herbert Armstrong, junto con otros, hizo múltiples afirmaciones proféticas que eventualmente se mostraron erradas. El Sr. Armstrong predijo dos veces erróneamente una secuenciación detallada de eventos y fechas del tiempo del fin, incluyendo el regreso de Jesús. Las grandes predicciones erradas como esas sobrepasan con creces las pocas predicciones relativamente menores que si se cumplieron.

Los primeros cristianos no tenían biblias para estudiar como lo hacemos nosotros. Ellos crecían en gracia y conocimiento escuchando sobre Jesús, sobre como él cumplió la profecía, sobre como vino a revelar al Padre, sobre como vino a redimirnos, sobre como vino a ser nuestra expiación, sobre como vino a ofrecerle la salvación a todos. Ese es el mensaje que la iglesia primitiva compartió, y es el mensaje al que hemos sido llamados a compartir. Es un mensaje que incluye profecías acerca de Jesús como Señor sobre toda la historia, incluyendo todo poder y autoridad. En Apocalipsis 1:17 Jesús hace esta declaración profética que nos tiene que llenar de seguridad: “…No temas; yo soy el primero y el último”. La palabra “último” es la traducción de la palabra griega eschatos. Jesús está declarando que él es “Él Último” —nuestro Eschatos (nuestra escatología). Él es la Última Palabra y tendrá la última palabra sobre todo. Por esta y por promesas similares (Apocalipsis 22:13; Isaías 44:6; 48:12), sabemos que nuestra esperanza está en Jesús: la Palabra de Dios Eterna encarnada. La verdadera esperanza que él nos da vence nuestros temores, sin necesidad de que caigamos en la seductora trampa mortal de especular sobre profecía.

En lugar de decir que el Brexit es el principio de algún escenario profético del fin del mundo, lo que los ciudadanos de Gran Bretaña necesitan es escuchar las buenas noticias de Jesucristo. No necesitan escuchar que el Brexit es, de alguna forma, indicativo del Israelismo Británico, o el principio del surgimiento del Sacro Imperio Romano, o cualquier otra tontería. Lo que las personas de Gran Bretaña necesitan saber es que tienen un Salvador que los ama y que los ayudará y los guiará a través de los cambios que puedan llegar. También necesitan saber que tienen hermanos y hermanas alrededor del mundo orando por ellos, y un Padre celestial que no fue cogido por sorpresa o con la guardia baja ante el Brexit, sino que es, siempre ha sido, y siempre será fiel a ellos como sus hijos amados.

Confiando en Jesús, no en especulaciones proféticas,
Joseph Tkach

________________________________________________________________________________________

Si has sido bendecido al leer este artículo quizás desees ayudarnos a que otros lo sean también.   Pincha aquí para saber cómo.                   ________________________________________________________________________________________

Si deseas leer o escuchar más sobre otros temas pincha sobre uno de los siguientes dos listados: 

LISTADO COMPLETO DE ENTRADAS-ARTÍCULOS POR TITULO

LISTADO DE MENSAJES DE AUDIO EN ESTA WEB

Esta página ha sido leída 2879 veces

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • MENSAJES DE AUDIO LISTOS PARA ESCUCHAR