Cartas a los lectores

                                                                                 Madrid, 20 de diciembre de 2019

Estimados amigos, queridos y fieles hermanos en Cristo, colaboradores, y lectores de Verdad y Vida:

Junto con el pequeño pero fiel equipo de voluntarios que, con la imprescindible, incondicional y generosa ayuda de Dios, hace posible Verdad y Vida y todos los demás aspectos de nuestro ministerio, mi familia y yo deseamos y pedimos que estéis gozosos y seguros, sin importar las circunstancias en las que podáis estar, en las todopoderosas manos de nuestro Padre celestial, que además de habernos dado vida eterna en aquel niño indefenso que nació en Belén, para entregarse por cada ser humano hace más de dos mil años, nos sostiene cada día en su mano, como nos dice el propio Jesucristo: “Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano. Mi Padre, que me las ha dado, es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar. El Padre y yo somos uno(Juan 10:28-30).

Los líderes de cerca de 200 países del mundo, junto a 25.000 expertos y científicos se han reunido en Madrid para participar en la Conferencia Mundial del Clima. Estaba previsto que terminara el 15 de diciembre con un acuerdo de los presentes, pero desgraciadamente, y aunque han extendido las negociaciones más de un día, los países no han llegado sino a un acuerdo de mínimos, que viene a decir que en la cumbre de Glasgow, en 2020, se será más ambicioso en la reducción de la emisión de gases contaminantes y en el mercado de emisiones que lo regula. ¿Qué es lo que está sucediendo? Sencillamente, los países más contaminantes, China, Estados Unidos, Rusia, India, Brasil, etc. no están dispuestos a ceder en sus posiciones de producción y consumo, a pesar de que los efectos desastrosos y destructivos de lo que le estamos haciendo al medio ambiente son ya innegables y contundentes, como hemos visto y sufrido este año en España, con cuatro o cinco episodios de gota fría, cuando antes se producía uno cada ocho o diez años. Pero esos datos macro son engañosos, la realidad es que la cantidad de contaminación emitida por habitante y año en la mayoría de los países de Europa, incluyendo España, es mucho mayor que la que emite un chino o un hindú. ¿Estaremos nosotros dispuestos a ceder en la emisión de gases de efecto invernadero, disminuyendo nuestro consumo exacerbado, para que los países menos desarrollados puedan despegar económicamente, aunque sea a costa de que puedan todavía seguir usando el carbón y el petróleo para ello? ¡No! Como lo ha mostrado la falta de acuerdo en la cumbre.

Esto nos muestra una vez más la mentalidad del ser humano natural, sin el amor de Dios en su corazón. En contraste, el Hijo eterno de Dios lo cedió todo para, dejando a un lado sus prerrogativas divinas, hacerse uno de nosotros, nacer de María virgen y, tomando nuestra propia naturaleza, poder cargar todo nuestro pecado y condición sobre sí y pagar por todos nosotros en la cruz: “Vuestra actitud debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos.Y, al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!” (Filipenses 2:5-8).

Jesús vino hace más de dos mil años uniendo permanentemente en la Encarnación su divinidad con nuestra humanidad para rescatarnos. Siendo rico sin medida, vino haciéndose pobre para enriquecernos mucho más de lo que podemos pensar en nuestros sueños más asombrosos (2 Corintios 8:9). ¿En qué estás cediendo tú para hacerle lugar a tu Salvador en tu vida, en tu corazón, en tu mente y en todo tu ser?

Dios, en el Hijo, salió de su gloria, voluntaria y libremente y se introdujo en la más humilde de las circunstancias para venir a nosotros, por nosotros y para hacer morada en nosotros. El pueblo de Israel, en general, “lo suyo”, no lo aceptó, no lo recibió, sino que lo rechazó: “Vino a lo que era suyo, pero los suyos no lo recibieron” (Juan 1:11). Únicamente los parias de la sociedad, los que se consideraba no tener valor apenas, los pastores, fueron los que lo recibieron ¿cómo le estamos respondiendo nosotros?

Mientras este mundo le da la espalda a la razón y centro de la Navidad: Dios se hacía carne para llenarnos de su gracia, aunque cada día está más extendido el uso de lo folclórico de la Navidad como gancho para las ventas, pero privado de su profunda y transformadora realidad espiritual, nuestra única respuesta apropiada a lo que Dios ha hecho por nosotros en Cristo es creer, creer que Jesús es nuestro Salvador, aceptarlo y recibirlo en nuestras vidas, siendo conscientes de que solo en Él hay salvación. ¿Nos sentimos impulsados a decir a los que nos rodean y al mundo quién es Jesús y qué ha hecho por toda la humanidad, y cómo quiere que le abramos el corazón y le demos cabida en él, como lo hicieron los pastores?

Compartir la buena noticia del nacimiento, vida, muerte, resurrección y ascensión de nuestro Salvador, como lo hicieron los pastores anunciando que habían visto al Salvador del mundo, como le había dicho el ángel que se lo encontrarían, es la razón de la existencia de Verdad y Vida. Muchas gracias a todos los que nos habéis ayudado con vuestras oraciones y donativos a seguir publicándola. Vuestro apoyo nos da ánimo para continuar sacrificándonos para sacar adelante cada ejemplar. Como una pequeña muestra de nuestro agradecimiento a todos aquellos lectores que habéis enviado algún donativo durante el año 2019, te adjuntamos el calendario Tesoros Escondidos-2020, del ministerio MSD, que esperamos sea de tu agrado y bendición. Por favor, nota que esto no significa que estemos de acuerdo con la totalidad de sus planteamientos teológicos.

Hasta el momento de escribir esta carta los donativos procedentes de los lectores han disminuido un 9,92% con respecto a los del año pasado en la misma fecha. Es posible que sea, en parte, debido a los días en que la cuenta corriente ha estado bloqueada por causas totalmente ajenas a nuestra comunión. Desgraciadamente la absorción de Banco Popular por el Santander no ha sido un ejemplo en ningún sentido, y parece ser que el volcado de los documentos legales de una entidad a otra ha sido el causante del problema, que desgraciadamente a nuestro ministerio le ha causado un quebranto económico. Hace dos días nos han comunicado que, por fin, el problema está totalmente resuelto. En nombre de la Comunión Internacional de la Gracia y de Verdad y Vida, y a pesar de que la causa ha sido totalmente ajena a nosotros, pido disculpas por los problemas que os haya podido causar a la hora de ingresar vuestros donativos.

Desde Verdad y Vida os animamos a comenzar el nuevo año 2020 con los ojos puestos en la meta: en Jesús y las Buenas Noticias que trajo para este mundo, que perduran más allá de todos los desafíos que confronta la humanidad, incluyendo el del cambio climático. El mensaje de la salvación en Jesucristo es el que todos deben de oír para que vuelvan a la luz de Dios, a la verdad y a la cordura. Confiamos que en el año 2020 Dios provea a todos los subscritores, lectores, colaboradores y hermanos de lo mejor para cada uno, sus seres queridos y para poder ser generosos con el ministerio de Verdad y Vida. Y como suele decir nuestro gran benefactor, hermano y amigo nicaragüense, D. Manuel Guadamuz, no nos olvidemos que “Unidos somos más fuertes, y de rodillas somos mucho más altos”.

El pequeño equipo de voluntarios directos en la realización de Verdad y Vida, mi familia y yo deseamos y pedimos que, junto a vuestros seres queridos, tengáis una feliz Navidad y un año 2020 lleno de la rica bendición de Dios. Recibid un afectuoso abrazo fraternal con amor en Cristo.                                                                                                      

                                                                                      Pedro Rufián Mesa                                                                                                                                                    Director-Editor de Verdad y Vida

________________________________________________________________

Si deseas enviar un donativo, que es desgravable en el Impuesto de la Renta, puedes ingresarlo en el Banco Santander  C/C nº ES17-0075-0315-44-0600233238, o enviando un giro postal a la dirección anterior.

Los lectores en los Estados Unidos, Canadá, o en cualquier otro lugar fuera de España, que deseen enviar un donativo pueden hacerlo a través de una transferencia internacional con los datos que aparecen más abajo entrando como beneficiario a Comunión Internacional de la Gracia o Verdad y Vida. También lo pueden hacer por medio de PayPal a la cuenta de nuestro ministerio: iduespana@yahoo.es

Otra forma fácil y económica de hacerlo, especialmente para nuestros lectores en los Estados Unidos y Canadá, es usando los servicios de  XOOM para ordenar una transferencia internacional a la cuenta bancaria de la Comunión Internacional de la Gracia. Datos bancarios que necesitarás para hacerla:

Entidad Bancaria: Banco Santander  

IBAN: ES170075-0315-44-0600233238

Dirección de la oficina bancaria: Plaza de Segovia, 2; 28600 NAVALCARNERO, Madrid, España

“Swift address“: POPUESMM

Muchas gracias por tu colaboración.

CARTAS ANTERIORES

CL-12-19

CL-09-19

CL-06-19

CL-04-19

CL-02-19

CL-12-18

CL-09-18

CL-06-18

CL-04-18

CL-02-18

CL-12-17

CL-09-17

CL-06-17

CL-04-17

CL-02-17

CL-12-16

CL-09-16

CL-06-16

CL-04-16

CL-02-16

CL-12-15

CL-09-15

CL-06-15

CL-04-15

CL-02-15

CL-12-14

CL-09-14

CL-07-14

CL-04-14

CL-02-14

CL-01-14

CL-12-13

CL-09-13

CL-07-13

CL-05-13

CL-03-13

CL-12-12

CL-10-12

CL-07-12

CL-05-12

CL-03-12

CL-12-11

_________________________________________________________________________________________

Si deseas leer o escuchar más sobre otros temas pincha sobre uno de los siguientes dos listados:

LISTADO COMPLETO DE ENTRADAS-ARTÍCULOS POR TITULO

LISTADO DE MENSAJES DE AUDIO EN ESTA WEB LISTO PARA ESCUCHAR

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • MENSAJES DE AUDIO LISTOS PARA ESCUCHAR